«Los impactos de la extracción de madera, la quema y la fragmentación han recibido poca atención debido a que todos los esfuerzos se han centrado en la prevención de la deforestación», dice la autora del estudio Erika Berenguer.

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.