La directora del Instituto de Conservación Mundial, pasó diez años estudiando la familia de monos saki. Éstos, al igual que todos los primates sudamericanos, sufren de los efectos de las alteraciones del hábitat en toda la región.

monkeyyy2

monkeyyy

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.