En general, los países comienzan en la pobreza con su territorio cubierto de árboles. Lo limpian y despejan para las granjas o para combustible, y se hacen más ricos, hasta que suenen las campanas de alarma e intenten recuperar sus pérdidas.

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.