En la naciente del río Gera, la población ha tomado conciencia. Luego de ser destructores por mucho tiempo, hoy ellos se han vuelto sus defensores y guardianes.

There are no comments yet. Leave a comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.