Luego del derrame de 3 mil barriles de petróleo en Cuninico, Morona y Chiriaco, la empresa Petroperú pidió perdón a las comunidades afectadas en la audiencia pública realizada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

La audiencia contó con la participación de la delegación de Perú, compuesta por representantes del Ministerio de Justicia, de la Cancillería peruana y el presidente del Directorio de Petroperú.

Según el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), Petroperú no cumplió con las medidas de mantenimiento del oleoducto y por lo tanto es responsable directamente de las consecuencias del derrame.

En las sesiones, varios representantes de las diversas comunidades afectadas alzaron su voz de protesta. La representante de la comunidad Kukama, Flor de María Parana, señaló: “Nuestros hijos lloran por hambre y sed, los peces que utilizamos para alimentarnos tienen hematomas negras. Esto nos causa enfermedades a la piel y gastrointestinales, además varias mujeres han abortado por solo ingerir el agua contaminada”.

Por su parte, el Ministerio de Salud (Minsa) ha ratificado dicha situación concluyendo que se ha encontrado cadmio y mercurio en la sangre y orina de los pobladores de Cuninico en Loreto. Asimismo, un estudio que ha ratificado Sanidad Pesquera de Produce (SANIPES), afirmó que se ha encontrado metales pesados en los peces de Chiriaco.

Las comunidades nativas exigen la limpieza de las zonas, atención especializada y la entrega de alimentos y agua. Asimismo, piden una compensación por el daño ocasionado.

DATO:

Petroperú ha ocasionado 20 derrames de petróleo en solo 3 años.

– Esta nota fue originalmente publicada en Actualidad Ambiental y es republicada a través de un acuerdo para compartir contenido.

There are no comments yet. Leave a comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.