La intención es plantar 72.000 árboles cada mes en la Amazonia, escogidos por las comunidades indígenas, pero previendo la seguridad alimentaria.

Serían entonces 4,5 millones de árboles a 2020, necesarios para preservar una región que no solo es pulmón del mundo sino un regulador climático esencial.

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.