Más de un centenar de indígenas Munduruku, entre líderes, guerreros y niños, fueron hasta un punto del río Tapajós, considerado sagrado por ellos, para pasar un mensaje al mundo: «Detengan las represas. Mantengan vivo al río Tapajós.»

There are no comments yet. Leave a comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.