En 2040, muchos de los proyectos de hidroeléctricas en Brasil existentes y previstos, incluyendo los de la cuenca del Tapajós, podrían ser inviables si la sequía empeora y el fluxo de los ríos disminuyen.

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.