El problema de el “Cruce Chucmar-La Unión-Berlín” es que no cuenta con instrumento de gestión ambiental aprobado y tampoco se ha basado en una comunicación previa con los dueños de los titulares de los predios que se verían afectados.

trocha-berlín3

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.