Un oleoducto roto que derramó decenas de miles de galones de petróleo crudo en el río Marañón a finales de junio está causando preocupaciones sobre los impactos potenciales para la salud de una pequeña comunidad indígena, informa Environmental Health News.

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.