Una nueva investigación publicada en la revista Nature añade más evidencia al argumento que las sequías y los incendios reducen la capacidad de la Amazonia para almacenar carbono, creando preocupación ya que la selva tropical más grande de la Tierra podría convertirse en una fuente de carbono.

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.