En el estado brasileño de Pará, la lucha de descendientes de esclavos por la posesión de tierras choca con intereses de empresa minera y con postura de órgano ambiental que deja mucho que desear.

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.