Cuando la narrativa de la corrupción se impone a la de la violación de derechos humanos, las contradicciones en juego en este momento histórico en Brasil son denunciadas.

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.