Antes pescadores y ahora agricultores a la fuerza, los indígenas Juruna recibieron nuevas casas, energía y gallineros. La compensación por la construcción de la hidroeléctrica, sin embargo, tiene un alto costo

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.