La petrolera canadiense Pacific Rubiales, del Grupo Soros, abrirá cientos de líneas sísmicas en más de 700 kilómetros cuadrados de selva virgen sobre este territorio indígena, frontera entre Perú y Brasil.

Son los últimos chamanes del planeta que elaboran sus medicinas en pacto mágico con el reino animal de la selva, y purifican su cuerpo elevándose espiritualmente con el uso de sustancias antibióticas que obtienen en su territorio hoy amenazado. Desde hace dos años, la empresa petrolera canadiense Pacific Rubiales, perteneciente al Grupo Soros, realiza exploraciones petrolíferas en bosques habitados por más de dos mil matsés contactados y parcialidades aún en aislamiento voluntario. Aunque los Matsés se han opuesto con insistencia a que las empresas operen en sus tierras, sus protestas han sido ignoradas

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.