Alimentada por la nieve de los picos volcánicos y glaciares de la Cordillera de los Andes, y por la lluvia que cae en las selvas tropicales de tierras bajas ecuatorianas, esta vasta extensión de la Amazonía contiene diversos ecosistemas aún sin estudiar.

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.