Perú terminó 2014 con 112.800 hectáreas menos en la selva amazónica en relación a 2013. La deforestación oficial brasileña en 2014 fue cuatro veces mayor, con 480 mil hectáreas.

por Stefano Wrobleski

Perú finalizó el 2014 con 112,8 mil hectáreas menos de selva amazónica en relación a 2013. La pérdida representa 0,15% de la cobertura del bioma en el país e hizo que la nación se convierta en la líder de la deforestación entre los ocho países que, además de Brasil, se dividen la Amazonia. Los datos son del proyecto Terra-i, iniciativa de cinco organizaciones de investigación que mapea alteraciones de la cobertura vegeal en tiempo «casi real» en América Latina. La deforestación oficial brasileña en 2014 fue cuatro veces mayor, de 480 mil hectáreas.

La región más afectada es Loreto, en el nordeste del país, que concentró 49 mil hectáreas de deforestación -o 44% del total de Perú. «Hay bastante deforestación de tamaño industrial para cultivos», explica Louis Reymondin, analista de datos de Terra-I. Mientras el norte de la región, donde nace el río Amazonas, es dominado por las los cultivos de cacao, al sur la devastación es causada principalmente por plantaciones de palmeras.

Hacienda para la producción de aceite de palma cerca a Yurimaguas, en Loreto. Foto: Terra-i
Hacienda para la producción de aceite de palma cerca a Yurimaguas, en Loreto. Foto: Terra-i
Tiempo “casi real”
La definición es usada para sistemas que detectan alteraciones en la cobertura vegetal con alta frecuencia de actualización. En el caso de los sensores MODIS, de la NASA, los datos llegan diariamente, pero un mosaico sin nubes sólo es posible a cada 16 días, lo que permitte una actuación más rápida de fiscales ambientales que usen estas informaciones.

Aún según el investigador, a pesar del liderazgo peruano en números absolutos, Bolivia estaría frente a todos los países que más deforestaron la Amazonia, si los números de la devastación fueran proporcionales al área de sus territorios amazónicos. Con la destrucción de 83 mil hectáreas en 2014, 0,17% de los bosques del país fueron devastados. La lista no considera la deforestación en Brasil.

Los datos revelan que en 2014 hubo una reducción de la deforestación en relación a 2013: de 356,100 hectáreas a 296,400 hectáreas.

Os dados revelam que em 2014 houve uma redução no desmatamento em relação a 2013, de 356,1 mil hectares para 296,4 mil hectares. A redução se deve a uma queda drástica no desmatamento na Colômbia, embora haja uma tendência de alta acentuada no Peru e no Equador. Veja o gráfico abaixo.

Desde 2004, la Amazonia perdió 3,1 millones de hectáreas en los ocho países que componen el  bioma junto a Brasil (Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Guayana Francesa, Perú, Surinam y Venezuela). Más de un tercio de esta devastación (1,3 millones de hectáreas) ocurrió en Bolivia. Los locales exactos donde hubo pérdida de bosques ya están disponibles en el mapa de deforestación de InfoAmazonia.

Aquí puedes descargar los datos

A pesquisadora Paula Paz verifica local visitado na viagem. Foto: Terra-i
La investigadora Paula Paz verifica un  local visitado en el viaje. Foto: Terra-i

Validación de datos
Para obtener las alertas de deforestación, el equipo de Terra-I usa datos de de sensores MODIS a bordo de satélites de la NASA, la agencia espacial estadounidense. El método también es empleado en las alertas de deforestación de la Amazonia que son disponibilizados en Brasil por el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (Inpe) y por el Instituto del Hombre y Medio Ambiente de la Amazonia (Imazon). La principal diferencia entre las informaciones de cada organismo se refiere a la interpretación de los datos que llegan desde la NASA.

Lea también:

Contagem de 2015 já tem 90% do desmatamento de 2014 na Amazônia brasileira

Al inicio de junio de este año, Terra-i hizo un viaje de validación de campo de los puntos de deforestación que el proyecto verificó en la región del distrito peruano de Yurimaguas, en la región de Loreto. Con el viaje, los investigadores de la iniciativa pudieron evaluar posibles incongruencias entre los datos divulgados y la realidad de campo. «Esta fue el segundo viaje que realizamos. El primer fue en 2012 y lo que observamos es que, en los dos trabajos de campo, los resultados son bien similares (a los datos divulgados por Terra-i)», afirmó Louis Reymondin.

Vea abajo la deforestación en la región de Yurimaguas

Área de desmatamento recente encontrada pela equipe do Terra-i em viagem de validação de dados. Foto: Terra-i
Área de deforestación reciente encontrada por el equipo de Terra-i en viaje de validación de datos. Foto: Terra-i

Una de las dificultades enfrentadas por el equipo es la resolución de los sensores MODIS que captan desmontes con resolución de 250 metros e indican puntos (o pixels) de destrucción forestal, sin mostrar polígonos exactos o áreas conexas de devastación. Con viajes de validación, el equipo del proyecto espera, según Louis, «desarrollar un método de corrección de las cifras de deforestación que recibimos (de MODIS)». «Veremos si podemos acercar la realidad de campo a la verificada en los píxeles. Podemos encontrar una relación entre nuestros datos y lo que se perdió y aplicar en otras regiones».

El trabajo está siendo acompañado por el gobierno peruano, que está usando el sistema para detectar más rápidamente las áreas donde hay más deforestación en la Amazonia. El grupo también mantiene contacto con los gobiernos de otros países, como Colombia y Bolivia, que ya demostraron interés en usar estos datos en la lucha contra la devastación ambiental en sus países.

There are no comments yet. Leave a comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.