El centro financiero del país era el destino final del oro extraído ilegalmente y contrabandeado por una organización criminal que devastó a los indígenas de la Tierra Indígena Yanomami, en el Estado de Roraima.

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.