Nueve policías y tres fiscales fueron sorprendidos por un grupo armado que trataba de evitar la incautación y retirada de maquinaria utilizada en la tala ilegal en el territorio indígena Karipuna.

Vehículo tuvo los vidrios destrozados en el ataque. Foto: Ibama/RO
No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.