Brasileños cruzan la frontera en busca del oro. La explotación ya ha retirado cerca de 400 mil dólares, y deja rastros de la deforestación y la contaminación en la selva amazónica.

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.