Deforestación, presión inmobiliaria y el crecimiento incontrolado de Manaos han reducido la población de primates que es endémica de la ciudad.

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.