Brasil posee, a través de la energía hidroeléctrica, una de las fuentes más baratas, y el pueblo brasileño paga una de las tarifas más caras del mundo.

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.