Pequeñas minas vierten 10 toneladas de mercurio en más de mil kilómetros de cursos de agua del país para procesar oro ilegal.

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.