Publicado en

Don Luis Tobar: Gracias a Dios, el agüita siempre hay lo suficiente

Don Luis Tobar nos cuenta su historia de vida en Papallacta, lugar donde «la agüita siempre hay».

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.