Publicado en

La Amazonia tranquera adentro

Brasil, Bolivia y Colombia escogen caminos diferentes para gestionar sus áreas privadas. En común, sólo la falta de interés al impedir que los bosques particulares no se vuelvan pasto.

No hay comentarios aún. Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.