Acción militar en Colombia logró la detención de 59 presuntos mineros ilegales y la ocupación de 63 yacimientos explotados ilegalmente por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).