5.121 km² de bosques fueron destruidos, frente a 3.036 km² devastados entre agosto de 2013 y julio de 2014. Se trata de la mayor deforestación verificada por el sistema Deter en los últimos seis años.