Hace una semana, la empresa Amazon, cuyo accionante principal es Jeff Bezos, considerado el hombre más rico del mundo, ganó un pleito jurídico contra ocho países amazónicos por el dominio de internet “.amazon”, tras siete años de litigio. Los países aducen que es una afrenta contra la soberanía y la selva tropical.

Hace siete años, el gigante del internet Amazon, cuyo accionante principal es Jeff Bezos, comenzó una solicitud ante la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN) para que la multinacional fuese la titular exclusiva sobre el dominio “.amazon”, a pesar de las protestas de ocho países amazónicos: Colombia, Bolivia, Brasil, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela.

La empresa Amazon ofreció a Brasil y Perú 5.000 millones de dólares en conciliación, pero los gobiernos rechazaron la oferta. La Icann había advertido que, en ausencia de un acuerdo entre la empresa y los países que cuestionan esta solicitud de nombre de dominio, tomaría su propia resolución.

Según EFE, estos países consideran que el nombre «.amazon» está «indisolublemente relacionado con la región geográfica, los pueblos, la naturaleza y la cultura de la Amazonía y por tanto no debería ser asignado con exclusividad a una empresa», precisó la Cancillería en un comunicado.

De acuerdo con el portal de tecnología The Register, la aplicación de Amazon ante el ICANN procedió normalmente, pero en 2013, la entidad de internet dijo que Amazon “no cumplía con el criterio geográfico” para ese dominio, así que no se necesitaba soporte gubernamental para proceder.

Ninguno de los ocho países amazónicos se oponían hasta que en julio de ese año, el gobierno brasileño comenzó a atacar la propuesta (y los dominios equivalentes a “.amazon” en japonés y chino). Dos semanas después, documentos filtrados por Edward Snowden revelaron que la NSA “chuzó” el celular personal de la entonces presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

Tras la decisión de la semana pasada, Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela, que forman parte de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), siempre habían rechazado la pretensión de «Amazon Inc» de que la ICANN, por su sigla en inglés, le asigne ese dominio.

En un comunicado, la Cancillería colombiana rechazó la decisión: “Colombia considera que la última resolución, emitida por la Junta Directiva de ICANN (…) no tiene en cuenta los intereses legítimos de los Estados y se constituye en un precedente negativo para el desarrollo de un internet seguro, estable e interoperable en el futuro, en el que situaciones similares podrían presentarse con otras regiones geográficas alrededor del mundo”.

La cancillería brasileña por su parte lamentó la decisión del Icann y «teme» que «no tiene suficientemente en cuenta el interés público definido por ocho gobiernos (de América del Sur), en particular la necesidad de defender el patrimonio natural, cultural y simbólico de los países y pueblos de la región amazónica».

La empresa se comprometió a no usar los nombres de dominio «.amazon» en un contexto relacionado claramente con la Amazonia y a permitir a los países amazónicos la utilización de varios nombres de dominio derivados «con fines no comerciales» y para mejorar la visibilidad de esta región amenazada, hábitat de más de 40 millones de personas, fundamental para el equilibrio de los ciclos naturales.

There are no comments yet. Leave a comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.