Ni Putumayo, Guaviare, Amazonas, Vichada, Vaupés o Guainía cuentan con servicios para pacientes terminales.

Por El Espectador

Colombia sigue rezagada en la implementación de servicios de salud capaces de ofrecer a pacientes adultos y niños con enfermedades terminales una opción digna y sin dolor para sobrellevar las últimas etapas de su vida.

De acuerdo con el Observatorio de Cuidados Paliativos de la Universidad El Bosque, en 2016 ocurrieron 136.846 muertes por condiciones susceptibles de cuidados paliativos, representando cerca del 40% de las causas de muerte por enfermedades crónicas no transmisibles en el país. Sin embargo, el consumo de opioides per cápita en el país es cuatro veces inferior a la media mundial, lo cual denota un indicador negativo en el control del sufrimiento al final de la vida.

Las condiciones más prevalentes plausibles de cuidados paliativos en el año 2016, según mortalidad fueron: Cáncer (42.856 casos), seguida de enfermedades isquémicas del corazón (35.564 casos) y de enfermedad cerebrovascular (14.430 casos) y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (13.023 casos).

Las regiones del país con mayor número de condiciones crónicas que requieren cuidados paliativos son: Bogotá (15,39%), Antioquia (14,81%), Valle del cauca (11,59%) y Cundinamarca (6,14%).

Los departamentos con mayor número de servicios de cuidados paliativos por un millón de habitantes son: Magdalena, Quindío, Bolívar, Atlántico y Cesar.

Los siguientes departamentos no cuentan con servicios de cuidados paliativos: Putumayo, Guaviare, San Andrés y Providencia, Amazonas, Vichada, Vaupés, Guainía y Arauca. En estas regiones existen enfermedades plausibles de cuidados paliativos, sin capacidad de los servicios de salud para responder a las necesidades avanzadas. El único departamento de la Amazonía –el 48% del territorio nacional– que se salvó de la estadística fue el Meta, que cuenta con una población de 979.710 habitantes y 3 servicios en cuidados paliativos inscritos ante el Ministerio de Salud: las clínicas Centauro, Renacer y el médico anestesiólogo Harold Llano Conrado.

Miguel Antonio Sánchez, director del Observatorio de Cuidados Paliativos de la Universidad El Bosque, destacó a través de un comunicado de la organización que “solo el 14% las personas en el mundo pueden acceder a medicina que prevenga y alivie los dolores en enfermedades irreversibles”.

There are no comments yet. Leave a comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.